Se produce cuando la bola golpeada desde del área de salida se introduce y permanece dentro del Hoyo.

Por tanto, ganará el Hoyo el que lo consiga siempre que el adversario no haga también Hoyo en Uno. En este supuesto el jugador que haya entrado primero no será el ganador y se volverá a jugar el Hoyo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies